El Colegio de Enfermería de la Región de Murcia alerta del éxodo de profesionales a comunidades con mejores contratos

En septiembre 2020 se alcanzó un pico de una enfermera diaria que se marchaba de la región a trabajar en otros lugares.

El Colegio de Enfermería de la Región de Murcia (Coemur) alerta de las consecuencias de un éxodo constante de profesionales que emigran a otros puntos del país donde encuentran mejores condiciones laborales. Desde el Colegio se advierte de las consecuencias que tendrá a corto, medio y largo plazo la inestabilidad y precariedad de los contratos ofertados en la región, a las enfermeras.

En septiembre se alcanzó el pico más alto de este éxodo de enfermeras, con una media de una enfermera colegiada al día, que ha solicitado el traslado de su expediente para trabajar en otros puntos del país. El Colegio de Enfermería de la Región de Murcia expresa su inquietud ante la realidad de que casi un centenar de enfermeras se han marchado a otras comunidades y países, en busca de empleo estable y con unas condiciones laborales y salariales dignas.

La pandemia ha demostrado una vez más la falta de profesionales, pero especialmente ha despertado una competencia entre comunidades que deja en una posición de fortaleza frente al coronavirus a las que más pagan y a las que ofrecen mejores condiciones laborales.  Ante este éxodo continuado de enfermeras, un “goteo” constante desde el verano, el Colegio de Enfermería reivindica contrataciones adecuadas, ágiles, estables y mejor retribuidas, cuatro claves para frenar la emigración de profesionales.

El Colegio ha seguido pidiendo con insistencia, una mejoría de las ratios y más medios personales y profesionales, en todas las escalas y categorías, para dar un marco de trabajo más seguro a unos sanitarios que se están jugando la vida. También ha reclamado refuerzos en la atención primaria, que sufre una presión asistencial y exceso de trabajo, y que se reduzca la burocracia, se mejore la atención telefónica y se articulen medidas que minimicen los riesgos que se producen con colas de pacientes en las puertas de sus centros de salud.

La media de edad de las enfermeras que se han marchado es de 27 años, siendo la de mayor edad con 55 años y la de menor con 22. Los destinos más elegidos han sido: Madrid, Baleares, Canarias y Comunidad Valenciana, en el extranjero, Noruega. El 75% son mujeres y un 25% hombres

El Colegio de Enfermería de la Región de Murcia alerta del éxodo de profesionales a comunidades con mejores contratos
Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies