«Es un trabajo muy duro ser enfermera en una residencia de mayores en plena pandemia» Carmelo Gómez, Presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica

Somos Enfermeras. Entrevista a Carmelo Gómez Martínez. Presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica.

“Es un trabajo muy duro ser enfermera en una residencia de mayores en plena pandemia”

El programa del Colegio Oficial de Enfermería de la Región de Murcia Somos Enfermeras, emitido de Televisión Murciana, ha contado en esta ocasión con la presencia de Carmelo Gómez Martínez, presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica, vocal en Murcia de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica y coordinador de tres residencias y ocho centros de día en la región.

Invitado al programa para valorar la situación de las residencias en plena pandemia, Gómez aseguró que “ahora mismo es un trabajo muy duro ser enfermera en una residencia de mayores en plena pandemia, vivimos con mucha preocupación y cautela”. El presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica afirmó que el futuro les da miedo porque cada vez hay “menos enfermeras y nuevas responsabilidades que antes no se tenían”.

Según Carmelo Gómez, las enfermeras se suelen ir de las residencias por el sueldo bajo y ahora también por el efecto llamada del Servicio Murciano de Salud. El enfermero destacó que hace muchos años que vienen reclamando mejoras de sus condiciones de trabajo (marcadas por convenios colectivos de carácter nacional): las enfermeras en residencias, asegura Gómez, realizan funciones propias y de otro tipo, que no se corresponden ni con los salarios ni con las categorías profesionales que hoy por hoy desempeñan. Por ejemplo, la enfermera especialista en geriatría no se reconoce a nivel nacional.

Tenemos que sensibilizar a la población y a las administraciones de la vulnerabilidad extrema de las personas a las que atendemos.

“Tenemos que sensibilizar a la población y a las administraciones de la vulnerabilidad extrema de las personas a las que nosotros atendemos”, recordó Gómez. “Dentro del grupo de personas mayores vulnerables están las que denominamos frágiles, personas de extrema dependencia con muchos problemas de salud, pluripatologías y que requieren mucha atención” comentó. Como sabemos, el Covid-19 se ceba en sistemas inmunológicos deficitarios o envejecidos, es decir en el 100% de los usuarios de las residencias. Pero los centros de mayores no son hospitales, son “casas muy grandes” donde hay ciertos servicios como el de enfermería que se tienen para la monitorización de la fragilidad de los ancianos.

Cuando llegó la pandemia las residencias tuvieron que implementar medidas sanitarias (aunque con impacto en lo social) como contratar personal, cambiar infraestructuras, re sectorizar, crear grupos estancos de personas que tienen que ser atendidos por grupos estancos de personas, usar EPIS completos, … lo que ha supuesto un esfuerzo ímprobo a sus profesionales.

Carmelo Gómez quiso aprovechar el programa Somos Enfermeras para enviar varios mensajes a las familias de los usuarios de las residencias. “Cuando se decide que no haya visitas o que se abran las visitas en las residencias, no podemos decidirlo nosotros, lo decide el IMAS (Instituto Murciano de Acción Social) a instancias de Salud Pública, ojalá pudiéramos nosotros hacerlo” recordó.

Aseguró que “sabemos lo que duele la lejanía, sabemos lo que duele la sensación de qué estará pasando con mi madre o con mi padre”, angustia que empeora cuando las familias ven en medios de comunicación que vuelven a haber brotes en residencia. Ese dolor, según Gómez, se traduce en “rabia y en frustración” y eso no hay otra forma de canalizarlo que con “reclamación, con denuncia y con desesperación”.

“También hay muchas familias que nos están llamando para darnos mensajes de apoyo y decirnos que creen en nosotros. Hacemos todo lo que podemos y está en nuestra mano para cuidar de la mejor forma posible a su padre o su madre, su tío o a su tía o su abuelo o abuela. Esperamos que pronto se pueda normalizar la situación. Les pedimos comprensión y les mostramos la nuestra” señaló Gómez.

El presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica se mostró cercano y comprensivo con la situación tan dramática que se ha vivido y se vive aún a día de hoy en las residencias. “Aunque sea para desahogarse, que nos llamen, aquí estamos para echar una mano, esto también es enfermería psicosocial. Tenemos que ayudar a esa persona que ha estado toda su vida cuidando de su padre o de su madre y que ha puesto a una persona muy querida en nuestras manos para que cuidemos de ella hasta el final de su vida. Lo entendemos, quedamos con las manos abiertas para todo lo que necesiten” concluyó

En la Región de Murcia hay sesenta y dos residencias (cincuenta y ocho privadas y cuatro públicas), que atienden a unas cuatro mil personas.

(Este programa se grabó el 5 de noviembre de 2020).

«Es un trabajo muy duro ser enfermera en una residencia de mayores en plena pandemia» Carmelo Gómez, Presidente de la Sociedad Murciana de Enfermería Geriátrica y Gerontológica
Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies