Postura sobre Prescripción Enfermera del Colegio de Enfermeria de Murcia

El pasado día 30 de julio, la Mesa Estatal de la Profesión Enfermera, constituida por el Consejo General de Enfermería y Sindicato de Enfermería-SATSE, procedió a la firma con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, del llamado Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

 

 

 

 

 

Estimada/o compañera/o:

El pasado día 30 de julio, la Mesa Estatal de la Profesión Enfermera, constituida por el Consejo General de Enfermería y Sindicato de Enfermería-SATSE, procedió a la firma con la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, del llamado Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Entre las cuestiones que recoge dicho Pacto, se establece el compromiso del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), de desarrollar la Indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios por parte de los enfermeros, la llamada “prescripción enfermera”, estableciendo, de forma muy clara y meticulosa, dos tipos:

1.- La prescripción autónoma, que atañe a productos sanitarios y medicamentos NO sujetos a prescripción médica, es decir, aquello que actualmente pueden ser adquiridos libremente por cualquier persona en una oficina de farmacia.

2.- La prescripción colaborativa, mediante protocolos y guías de práctica clínica y asistencial (consensuados por el Ministerio y las Organizaciones Colegiales de Médicos y Enfermeros, y validados por la Agencia de Calidad del SNS), para el caso de los medicamentos que SÍ están sujetos a prescripción médica.

Para poder llevar a cabo cualquiera de los dos tipos señalados de prescripción, en el apartado de Ordenación Profesional del mencionado Pacto, se establece un proceso de acreditación, como requisito previo y necesario, para adquirir la correspondiente capacitación prescriptora. Los profesionales de Enfermería, tanto en el ámbito de los cuidados generales como en el de los especializados, deben realizar de forma obligatoria un programa formativo de 180 horas o su correspondencia en ECTS.

En este sentido, el Colegio de Enfermería de la Región de Murcia, y respecto a la prescripción autónoma, ha mostrado su rechazo al considerar que es un sinsentido y una infravaloración profesional la citada obligación cuando no se trata de una competencia nueva sino de una actividad profesional que las enfermeras están ya desarrollando en su práctica clínica diaria. Consideramos que los profesionales de Enfermería ya disponemos de suficiente preparación y formación universitaria como para dispensar medicamentos y productos farmacéuticos NO sujetos a prescripción médica sin necesidad de una formación adicional de 180 horas, ya que, no en vano, se trata de productos sanitarios que, insistimos, cualquier ciudadano puede adquirir actualmente sin ningún problema en una oficina de farmacia.

De igual modo, no podemos estar de acuerdo con la formación señalada para la prescripción colaborativa pues consideramos que el uso, administración e indicación de fármacos sujetos a prescripción médica no es una nueva competencia pues es evidente que, en nuestra práctica clínica cotidiana, no solo administramos (usamos) medicación o fármacos sujetos a prescripción médica sino que, siguiendo protocolos y guías de práctica clínica, basados en la evidencia científica, válidos y exigibles a todas las categorías profesionales, también indicamos la pauta adecuada de fármaco, como es el caso de los miles de pacientes con diabetes atendidos diariamente por las enfermeras.

Desde el Colegio de Enfermería de la Región de Murcia, opinamos que la actualización de conocimientos siempre es deseable y exigible pero en el caso que nos ocupa se debe llevar a cabo a través de la formación continuada.

Sólo las nuevas competencias necesitan de formación para la acreditación de su desempeño. No siendo una nueva competencia, ni la prescripción autonomía ni la colaborativa, necesitan, por tanto, de nueva acreditación.

Cabe destacar que el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, ha dictado recientemente dos sentencias reconociendo la capacidad y facultad de las enfermeras para usar, indicar y autorizar la dispensación de medicamentos y productos sanitarios no sujetos a prescripción médica, sin ningún tipo de habilitación como la que se presente desarrollar en el susodicho Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud.

A más abundamiento, la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Andalucía reguló mediante Decreto (307/2009, de 21 de julio) el uso, indicación y autorización de material sanitario y fármacos, tanto los de libre dispensación como los sujetos a prescripción médica, sin que fuera necesario que las enfermeras llevaran a cabo ningún curso de prescripción ni otra modalidad de formación destinada a acreditar lo que constituye su práctica cotidiana.

Esta es la postura profesional adoptada por la Junta de Gobierno del Colegio y que sometemos a tu consideración.

 

Postura sobre Prescripción Enfermera del Colegio de Enfermeria de Murcia
Scroll hacia arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies